martes, 19 de mayo de 2015

LAS REALES FÁBRICAS DE ARTILLERÍA EN JIMENA DE LA FRONTERA Y LA FAMILIA GÁLVEZ

El sábado día 16 de mayo en Macharaviaya tuvo lugar la conferencia sobre "Las Reales Fábricas de Artillería en Jimena de la Frontera y la familia Gálvez" a cargo de D. José Regueira Ramos, cronista oficial de Jimena de la Frontera.
Previamente quedamos con el ponente, sus dos hijos que le acompañaban y dos miembros de la Asociación Histórica TANIT, del patrimonio histórico y arqueológico de Jimena de la Frontera, para hacer una visita guiada por Macharaviaya. Recorrimos sus calles y monumentos más importantes, la iglesia de San Jacinto, el cementerio anejo y la cripta de la iglesía, donde se encunetran las esculturas de los miembros de la familia Gálvez, además de los restos de D. José de Gálvez. Para acabar visitando el Museo de los Gálvez.
La conferencia fue un éxito de asistencia, el salón de plenos estuvo lleno, había expectación por conocer que participación tuvo la familia Gálvez en la creación de las Reales Fábricas de Artillería de Jimena de la Frontera. Según el historiador, José Regueira, queda demostrado, según consta en la Real Cédula:
"En que S.M. manda establecer una fábrica de Cañones y Balería de Fierro para surtir las plazas de América, en la Dehesa de Diego Díaz y Buceyte, sita eb el término de la Villa de Ximena, perteneciente al Ducado de Medina Sydonia"
Esta propuesta fue hecha al rey Carlos III por D. José de Gálvez, Secretario de Estado y del Despacho Universal de las Indias. El destino de los materiales de artilleria que allí se produjeron tuvieron como fin abastecer a las tropas españolas que estaban en guerra contra el imperio británico, concretamente en la zona de La Florida, por tanto,
cabe pensar que estas bombas ayudaron a D. Bernardo de Gálvez en su victoria en la batalla de Pensacola.



Después de la conferencia quisimos agradecer a nuestros amigos de Jimena de la Frontera con un aperitivo, en el que pudimos seguir hablando de forma distendida sobre el tema y unir voluntades entre los dos pueblos. De este encuentro surgió la propuesta de visitar Jimena de la Frontera en otoño, y recorrer las ruinas que rodavía quedan en pie de la "Fábrica de la bombas", como por allí se le conoce.