miércoles, 6 de julio de 2011

MACHARAVIAYA CONMEMORA EL 4 DE JULIO: UNA CAUSA, UN NOMBRE, GÁLVEZ

Del pequeño pueblo malagueño de Macharaviaya a auténtico héroe de la independencia de los Estados Unidos de Norteamérica. Esta fue la fulgurante trayectoria militar del general Bernardo de Gálvez y Madrid (Macharaviaya, 1746-Ciudad de México, 1786), quien jugó un papel fundamental en la independencia de EE UU, a finales del siglo XVIII. Por este motivo, su patria chica volvió a conmemorar ayer, por tercer año consecutivo, la gesta de su vecino más ilustre en la histórica batalla de Pensacola, en mayo de 1781, con una recreación de aquel enfrentamiento en el que las tropas españolas, aliadas con los colonos rebeldes y sublevados, vencieron a la todopoderosa Armada británica.
Medio centenar de miembros de la Asociación de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya y Asociación Cultural Torrijos 1831 encarnaron a los principales personajes de este pasaje de la historia norteamericano, que curiosamente fue obviado durante muchas décadas. Sin embargo, desde hace unos años para acá, tanto en la gran superpotencia como en su pequeña patria chica no han dejado de organizar actos para ponerlo en valor. Ataviados con trajes de época, los actores escenificaron en la plaza que lleva el nombre de este ilustre vecino las escaramuzas militares que precedieron a la toma del Fuerte George, en la ciudad de Pensacola, en el estado de Florida.
El valiente militar español, que llegó a ser vizconde de Galveztown, gobernador de Cuba y de La Luisiana, y virrey de la Nueva España, lideró la ofensiva junto al general Jerónimo Girón, pero cuando el barco de este quedó encallado, Bernardo de Gálvez izó la bandera de mariscal de campo y pronunció las palabras que desde entonces lo harían célebre: «El que tenga honor y valor, que me siga». Las mismas que ayer pronunció José Gálvez, natural de la localidad axárquica y descendiente del general, y que encarnó a su antepasado ante los aplausos de las dos mil personas que siguieron la representación.
Y es que en el pueblo son muchos los descendientes del ilustre militar, como las hermanas Adela y Ana Lía, que ayer se vistieron también de época para participar en la recreación histórica. «Para nosotras es un gran orgullo y una satisfacción», dijeron. «El papel de nuestro paisano antepasado y macharatungo más ilustre en la historia de la independencia americana fue fundamental, y así lo estamos tratando de homenajear y recordar desde hace varios años», explicó el alcalde de Macharaviaya, Antonio Campos: «Llegó a desfilar al lado del mismísimo George Washington, el primer presidente de los Estados Unidos, en el desfile del 4 de julio», añadió.
Tras la recreación militar tuvo lugar el pregón de la fiesta, que corrió a cargo de la viceconsejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Dolores Carmen Fernández. Después, los asistentes contemplaron una proyección sobre la batalla de Pensacola y pudieron disfrutar de degustaciones de hidromiel -un licor elaborado con miel que se tomaba en el siglo XVIII- y de un concurso de trajes de época.
Aquí podeis ver las fotos de la recreación histórica: