jueves, 15 de diciembre de 2011

Expléndido Homenaje a D. Bernardo de Gálvez en el 225 aniversario de su muerte

   El homenaje comenzó con el desfile de Granaderos por las calles de Macharaviaya portando tres coronas de laurel, al ritmo de un tambor destemplado que indicaba duelo. Al pasar a la altura de la iglesia de San Jacinto las campanas comenzaron a repicar, sumándose también a este homenaje. En nombre de la Asociación de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya, Francisco Gálvez, doy la bienvenida a los actos de conmemoración del 225 aniversario de la muerte del ilustre hijo de este pueblo, don Bernardo de Gálvez. En el último número de la revista Historia de Iberia Vieja, el escritor Fernando Martínez Laínez, traza un acertado retrato de la conquista de Florida por los españoles, deteniéndose significativamente en la batalla de mayor emotividad, la que llevaría a don Bernardo de la gloria a la leyenda: la toma de Pensacola. Laínez, que recoge este trascendental hecho en su libro Vientos de gloria, nos muestra el episodio en el que don Bernardo arriesga la vida al enfrentarse a los ingleses en Pensacola, y recoge, además, el mensaje que envía a Calvo de Irazábal, aquel que no quiso seguirle en su arriesgada empresa: “Sólo, con mis hombres, combatiré al enemigo hasta la muerte”. Hoy, 225 años después del fallecimiento de don Bernardo, sus hombres siguen junto a él. En realidad, se puede decir que nunca estuvo solo, porque los mismos que entonces le siguieron por tierras americanas, son hoy los que le tributan este homenaje que tantas adhesiones ha conseguido y que hoy, aquí en Macharaviaya, iremos disfrutando a lo largo de este acto homenaje a don Bernardo de Gálvez. Cada una de las coronas fueron depositadas delante del cuadro de homenajeado, por parte de las tres colectivos presentes, acompañadas por el toque de oración A continuación el señor párroco de Macharaviaya, don Francisco Aranda, ofició un responso por el descanso de don Bernardo de Gálvez.
   
  A nadie escapa que, durante muchos años, Macharaviaya vivió ajena a su importancia histórica. Hoy podemos decir que la tendencia ha cambiado, afortunadamente. Y podemos encarnar ese salto adelante dado por Macharaviaya y su legado histórico en la persona cuya constancia, esfuerzo y empeño lo está haciendo posible, como es su alcalde, don Antonio Campos, que hace pocos días estuvo en Estados Unidos en los actos de hermanamiento de Macharaviaya con Pensacola y el que dirigió unas palabras a todos desde el estrado.

   En el año 2006, la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo inició un trabajo muy serio reivindicando la memoria de don Bernardo y de los Gálvez de Macharaviaya en general, como pudimos apreciar en el anuario de la academia editado ese año, un hecho que resulta de suma importancia, ya que abre puertas dentro del mundo académico para el estudio de la familia Gálvez y Macharaviaya. D Manuel del Campo, presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, tomó la palabra.

   La Asociación Cultural Bernardo de Gálvez y Gallardo, Conde de Gálvez, nació con el noble fin de investigar, estudiar y difundir cualquier manifestación histórica relativa a la figura de la que toma su nombre, así como de su época, y también de la trascendencia que tuvo su destacada intervención en los campos de la milicia, la política y las cuestiones sociales, con el objetivo de recuperar la egregia memoria de don Bernardo de Gálvez y transmitirla a las generaciones actuales y venideras. Su presidente, don Miguel Ángel Gálvez se sumó al homenaje con unas emotivas palabras.
   
   D. Manuel Olmedo es uno de los grandes humanistas malagueños contemporáneos siendo numerario de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga, director de la revista Péndulo e historiador e investigador que ha publicado numerosos libros y artículos centrados en Málaga durante los siglos XVIII y XIX. Asimismo, es un erudito conocedor de la vida de don Bernardo de Gálvez, hizo un elocuente y emotivo relato de sus últimos días.

   Por último, tomó la palabra D. José Andrés Gálvez, presidente de La Asociación de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya, que nace del interés, la preocupación y el amor por Macharaviaya y su singular historia, así como del deseo de recuperar y mantener el nombre de la familia Gálvez. Ya cuenta con dos años de andadura y desde un principio se ha distinguido por ser una sociedad activa y dinámica.

Algunas fotos del acto:

miércoles, 30 de noviembre de 2011

HOMENAJE A D. BERNARDO DE GÁLVEZ EN EL 225 ANIVERSARIO DE SU MUERTE

     En Macharaviaya va a tener lugar un homenaje a D. Bernardo de Gálvez por el 225 aniversario de su muerte, el domingo día 11 de diciembre de 2011 a las 13'00 h.
PROGRAMA DE ACTOS:
·        Formación de la comitiva en la plaza Matías de Gálvez (frente al Ayuntamiento) a las 13'00 h.
·      Desfile de los Granaderos de Gálvez portando las tres coronas de laurel hasta la cripta de la iglesia, seguidos de la comitiva
·        Llegada a la cripta. Presentación de acto a cargo de D. Francisco Gálvez.
·      El párroco de Macharaviaya, D. Francisco Aranda, oficiará un responso por el eterno descanso de D. Bernardo de Gálvez y familia.
·        Ofrenda de las coronas ante el retrato de D. Bernardo de Gálvez. Toque de oración.
·        Intervención del Sr. Alcalde de Macharaviaya, D. Antonio Campos.
·     Intervención del Excmo. Sr. Presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, D. Manuel del Campo.
·        Intervención del Presidente de la Asociación Bernardo de Gálvez, D. Miguel Ángel Gálvez.
·        Relato de los últimos días de D. Bernardo de Gálvez a cargo de D. Manuel Olmedo.
·   Cierre del acto por el Presidente de la Asociación de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya, D. José Andrés Gálvez.

miércoles, 6 de julio de 2011

MACHARAVIAYA CONMEMORA EL 4 DE JULIO: UNA CAUSA, UN NOMBRE, GÁLVEZ

Del pequeño pueblo malagueño de Macharaviaya a auténtico héroe de la independencia de los Estados Unidos de Norteamérica. Esta fue la fulgurante trayectoria militar del general Bernardo de Gálvez y Madrid (Macharaviaya, 1746-Ciudad de México, 1786), quien jugó un papel fundamental en la independencia de EE UU, a finales del siglo XVIII. Por este motivo, su patria chica volvió a conmemorar ayer, por tercer año consecutivo, la gesta de su vecino más ilustre en la histórica batalla de Pensacola, en mayo de 1781, con una recreación de aquel enfrentamiento en el que las tropas españolas, aliadas con los colonos rebeldes y sublevados, vencieron a la todopoderosa Armada británica.
Medio centenar de miembros de la Asociación de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya y Asociación Cultural Torrijos 1831 encarnaron a los principales personajes de este pasaje de la historia norteamericano, que curiosamente fue obviado durante muchas décadas. Sin embargo, desde hace unos años para acá, tanto en la gran superpotencia como en su pequeña patria chica no han dejado de organizar actos para ponerlo en valor. Ataviados con trajes de época, los actores escenificaron en la plaza que lleva el nombre de este ilustre vecino las escaramuzas militares que precedieron a la toma del Fuerte George, en la ciudad de Pensacola, en el estado de Florida.
El valiente militar español, que llegó a ser vizconde de Galveztown, gobernador de Cuba y de La Luisiana, y virrey de la Nueva España, lideró la ofensiva junto al general Jerónimo Girón, pero cuando el barco de este quedó encallado, Bernardo de Gálvez izó la bandera de mariscal de campo y pronunció las palabras que desde entonces lo harían célebre: «El que tenga honor y valor, que me siga». Las mismas que ayer pronunció José Gálvez, natural de la localidad axárquica y descendiente del general, y que encarnó a su antepasado ante los aplausos de las dos mil personas que siguieron la representación.
Y es que en el pueblo son muchos los descendientes del ilustre militar, como las hermanas Adela y Ana Lía, que ayer se vistieron también de época para participar en la recreación histórica. «Para nosotras es un gran orgullo y una satisfacción», dijeron. «El papel de nuestro paisano antepasado y macharatungo más ilustre en la historia de la independencia americana fue fundamental, y así lo estamos tratando de homenajear y recordar desde hace varios años», explicó el alcalde de Macharaviaya, Antonio Campos: «Llegó a desfilar al lado del mismísimo George Washington, el primer presidente de los Estados Unidos, en el desfile del 4 de julio», añadió.
Tras la recreación militar tuvo lugar el pregón de la fiesta, que corrió a cargo de la viceconsejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Dolores Carmen Fernández. Después, los asistentes contemplaron una proyección sobre la batalla de Pensacola y pudieron disfrutar de degustaciones de hidromiel -un licor elaborado con miel que se tomaba en el siglo XVIII- y de un concurso de trajes de época.
Aquí podeis ver las fotos de la recreación histórica:


martes, 28 de junio de 2011

CELEBRACIÓN DEL 4 DE JULIO 2011

El próximo sábado 2 de julio de 2011 se va a celebrar en Macharaviaya la tradicional fiesta de hermanamiento con el pueblo norteamericano, por la vinculación que nos une:  D. Bernardo de Gálvez y Madrid.
Para esta conmemoración se ha preparado una recreación histórica de la Batalla de Pensacola (Florida, 1781).
Será una ocasión única de presenciar la historía contada y representada por los vecinos del pueblo, para ello contamos con la inestimable colaboración de la Asociación Torrijos 1831.
Esperamos y deseamos que nos acompañen y disfruten un buen rato en nuestro pequeño pueblo cargado de historia y preciosos rincones, que nos dejó la familia Gálvez.


domingo, 13 de marzo de 2011

VISITA AL ASTILLERO NEREO

Sábado 12 de marzo de 2011
Los troncos de roble tal y como se han recibido de EE.UU.
El tronco después de pasar por la aserradora
Miembros de la Asociación de Granaderos junto al Galveztown
La Asociación de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya visitó el Astillero Nereo, situado entre los Baños del Carmen y el paseo marítimo de Pedregalejo.
Las primeras cuadernas que dan forma al Galveztown
Nos movía la curiosidad por ver y comprobar como va la construcción del bergantín Galveztown, navío que se está construyendo con la madera de roble donada por el pueblo de San Agustín (Texas, EE.UU.). Durante la jornada de visita fuimos atendidos por Pedro Pérez Frias, voluntario del astillero y por Alfonso Sánchez Guitar, responsable del astillero y uno de los pocos carpinteros de ribera que quedan en Málaga. Allí compartimos unos buenos momentos con aquellos voluntarios que acuden todos los sábados a trabajar y aportar su esfuerzo en este proyecto que pretende reconocer la figura de D. Bernardo de Gálvez, macharatungo que contribuyó decididamente a la independencia de las colonias norteamericanas del imperio británico. A la vez que se unen los pueblos de esta parte con los de allende de los mares. La historia se vuelve a recordar y no podemos olvidar que Macharaviaya, Málaga, España contribuyeron en gran medida a que las gentes de esas primeras trece colonias pudieran conseguir su sueño: Ser un país libre.
Creemos que eso es lo que simboliza el Galveztown hoy en el siglo XXI, muy distinto de aquel barco que entró solo en la bahía de Pensacola en 1781 para demostrar a todos que para conseguir empresas difíciles hay que arriesgar, e incluso la vida.
Nos indicaron que el proyecto no cuenta con ninguna ayuda, subvención ni patrocinio, ya que ninguna institución ha querido comprometerse. Así que una vez recibida la madera, solo se depende del trabajo de los voluntarios, que desinteresadamente van por el astillero a aportar su trabajo y esfuerzo. Desde aquí queremos hacer una llamada a todos aquellos que se sientan atraidos por este magnífico sueño, por si desean colaborar para que el sueño algún día pueda navegar por el Atlántico rumbo a las costas americanas. Pedro y Alfonso estarán encantados de recibirlos y enseñarles lo que pueden hacer.
No entendemos esas pequeñas polémicas basadas en diferencias de criterios, de medidas o detalles que enturbian más la imagen de un pueblo, que siempre se pierde más por tener los ojos malos, que por tener las ideas claras. Aprovechemos esta ocasión que nos brinda la historia para homenajear a aquellos paisanos que hicieron grandes hazañas que han quedado para la historia como algo inolvidable, por su valor , entrega y trascendencia. 
Me gustaría despedir esta reseña con las palabras que le envió D. Bernardo de Gálvez al Almirante D. José Calvo de Irizabal, al mando de la escuadra en el navío "San Ramón":

“Una bala de a treinta y dos recogida en el campamento, que conduzco y presento, es de las que reparte el Fuerte de la entrada. El que tenga honor y valor que me siga. Yo voy por delante con el Galveztown para quitarle el miedo.”.
 
Algún día veremos el proyecto navegando

domingo, 20 de febrero de 2011

LA MESA REDONDA SOBRE LOS GÁLVEZ TUVO UNA GRAN ACEPTACIÓN Y ASISTENCIA.

Los ponentes, M. Santos,  J. M. Morales y M. Reder  junto al Alcalde
La mesa redonda celebrada el pasado sábado 19 de febrero en el salón de plenos del Ayuntamiento de Macharaviaya fue un éxito. Tanto por los tres ponentes allí reunidos, la Dra. Marion Reder, el Dr. Jose Miguel Morales y la Dra. Marisol Santos, como el público que lleno la sala. Para próximas actividades nos tendremos que plantear la posibilidad de disponer de un recinto más espacioso.
Comenzó el acto el secretario de la Asociación de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya, Antonio Téllez, para dar la bienvenida a los asistentes y agradecer su asistencia, a la vez que explicó como se iba a desarrollar la mesa redonda.
A continuación tomó la palabra D. Antonio Campos, Alcalde de Macharaviaya, que procedió a presentar a los tres ponentes. Hizo un recorrido por su trabajo, sus publicaciones y la vinculación que les une a la historia de la Familia Gálvez de Macharaviaya. A la vez que agradeció su buena disposición y colaboración a participar en esta mesa redonda.
Sin más preámbulos comenzó su exposición la Dra. Marisol Santes Arrebola que se centró en el personaje clave de la familia, D. José de Gálvez, Marqués de la Sonora. Hizo un recorrido muy acertado y concreto sobre aquellas actuaciones de este Ministro de Indias de Carlos III, que dejaron una gran huella en la provincia de Málaga.
Tomó la palabra a continuación la Dra. Marion Reder, gran especialista y apasionada del estudio de la familia Gálvez, que hizo un recorrido por aquellos logros de cada uno de sus miembros. También nos habló sobre el proyecto que hay en marcha actualmente, entre la UMA y astilleros Nereo, de construir el bergantín Galveztown.
Para finalizar, el Dr. José Miguel Morales Folguera, nos habló de su experiencia investigadora tanto en España como en América sobre los Gálvez de Macharaviaya. Casualmente llegó de un viaje por América dos días antes de la mesa redonda. Tuvo el detalle con la Asociación de obsequiarnos su última publicación, lo que agradecemos profundamente.
Terminadas las exposiciones, que todas se ajustaron a un tiempo previamente marcado, se dió paso a la participación de los asistentes que pudieron preguntar, aportar o en su caso dar otro punto de vista sobre parte de la historia de los Gálvez. Hubo mucho interés y desde luego aportaciones muy interesantes, como la que hizo el profesor D. José Miguel Morales Folguera: Poner en marcha una iniciativa popular para hacer en Málaga una escultura o monumento en homenaje a los miembros de esta familia, que tanto empeño pusieron en hacer cosas por nuestra capital y provincia. También se apuntó, que mientras en Macharaviaya abundan el nombre de calles y plazas con los nombres de los miembros de esta familia y de aquellos lugares por donde transcurrió su vida (Luisina, Pensacola, Mobile, Galveztown...); en la capital apenas hay una calle o una plaza que recuerde a malagueños tan insignes que han llenado grandes páginas de la historia.
Asistentes a la mesa redonda

Llegando a la conclusión que la historia de esta familia de macharatungos ha estado olvidada en los últimos dos siglos, y desde hace unos 30 años es cuando se comenzó a investigar, publicar y a reconocer la gran talla política y militar de sus miembros. Que nunca olvidaron sus raíces y tuvieron muy presente a la provincia malagueña para llevar a cabo sus actuaciones, encaminadas a fomentar el desarrollo económico, social y cultural, de lo que todavía queda constancia en los edificos públicos que podemos visitar tanto en Málaga como en Macharaviaya.
Finalizado el acto, tuvimos una comida en la Venta La Loma, donde pudimos disfrutar de una distendida sobremesa hablando de diferentes temas.